EL IMPUTADO POR EL DOBLE HOMICIDIO EN FLORENCIO VARELA, OPTA POR EL SILENCIO

Tras el trágico homicidio de una mujer de 22 años y su hijo de 4, con el añadido de las graves heridas infligidas a un bebé de siete meses el pasado viernes por la noche en una residencia en Bosques, dentro del partido de Florencio Varela, el presunto responsable optó por mantenerse en silencio durante su declaración. Fuentes judiciales indican que permanecerá bajo custodia mientras avanza la investigación.

Se trata de Aníbal Mansilla (29), quien se negó a declarar frente a la fiscal Vanesa Maiola, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 descentralizada en Florencio Varela, Departamento Judicial Quilmes.

Según indicaron las fuentes a Télam, Mansilla está imputado por el delito de “doble homicidio agravado”, que prevé una pena de prisión perpetua.

El acusado no poseía denuncias de violencia de género por parte de la víctima, identificada como Camila Nahir Acosta, a quien Mansilla conocía.

A pesar de ello, los voceros aclararon que Mansilla y Acosta “no tenían una relación de pareja estable” y que el hombre no era el padre de los niños atacados.

En cuanto al bebé de siete meses herido, los informantes revelaron que recibió una puñalada en la zona de una de sus axilas y que, hasta esta tarde, se encontraba estable y fuera de peligro en el hospital Mi Pueblo.

El doble crimen de Acosta y su hijo Nehuen Valentín, fue descubierto el pasado viernes por la noche, cuando sus cuerpos fueron encontrados en una casa situada en la calle Lobos al 2.800, donde también un bebé de 7 meses fue apuñalado y que continuaba internado en grave estado.

Familiares de la joven fueron a la casa debido a que no respondía a los llamados y al ingresar al lugar, uno de los allegados observó la presencia del cuerpo de Acosta y de su hijo de 4 años.

Además, un bebé de la víctima estaba llorando y tenía una herida de arma blanca en el pecho, por lo que fue trasladado de urgencia en un auto particular al hospital Mi Pueblo.

Efectivos de la comisaría 4ta. de Florencio Varela arribaron al lugar y comenzaron a investigar lo sucedido en busca de testigos.

Es que, según observaron los peritos, hacía unas doce horas que ambos estaban fallecidos.

En ese marco, la fiscal Maiola recibió los informes preliminares de las necropsias y en el caso de Acosta se estableció que sufrió heridas de arma blanca y que fue ahorcada, además de haber sido abusada sexualmente.

Mientras que en el caso del niño se confirmó que fue ahorcado, pero no pudo determinarse aún si también fue víctima de abuso.

En tanto, los pesquisas también buscaban confirmar si el ataque ocurrió en el marco de un intento de abuso sexual que la joven resistió.

Al respecto, los investigadores se entrevistaron con los vecinos y familiares de Acosta y señalaron a un sospechoso que aparentemente había estado en la vivienda hasta la madrugada.

Con esos datos, personal policial aprehendió Mansilla, tras un allanamiento en el complejo de viviendas de monoblocks conocido como barrio Pepsi, en Florencio Varela.

Al momento de ser detenido, Mansilla les dijo a los policías que se mandó “un moco” y que no sabía porque lo hizo.

MAS ARTICULOS

spot_img
spot_img

ULTIMOS ARTICULOS

porn
betoffice
Evden eve nakliyat şehirler arası nakliyat